Saltar al contenido

💍 Los que más piden los clientes: Pendientes largos de piedras negras 💎

Si estás en esta joyería Online es, muy probablemente, debido a que vas a comprar pendientes largos de piedras negras. ¡Estás de enhorabuena! Has llegado al sitio adecuado. En esta página web tenemos para ti un extenso catálogo de pendientes para todo tipo de gustos, así que con total seguridad encontrarás los tuyos.

Compra ahora pendientes largos de piedras negras entre estos preciados modelos

¿Qué otros tipos de pendientes (además de pendientes largos de piedras negras) vas a encontrar en esta joyería On-Line?

¿No encontraste pendientes largos de piedras negras?

Tipos de pendientes que puedes encontrar

Pendientes de botón

Son válidos como piercieng cuando se colocan en otra zona del rostro o en el cartílago de la oreja. Su manera de cerrarse a presión les da nombre. Adecuados para uso cotidiano u ocasiones especiales

Modelos de aros

Estos pendientes (igualmente denominados de argolla o de arete) tienen forma de aro, como se desprende de su propio nombre. Acostumbran ser los pendientes más usados cuando quieres pendientes con formas (colgantes, de corazón, de estrella, etc.)

Modelos alargados

Estas tipologías de pendientes son, como deduces, especialmente largos. Son posiblemente de los más tradicionales, pero aún están de moda hoy día. Para no tener una apariencia excesivamente saturada es importante aprender a conjuntarlos con el peinado.

Las tres ventajas que no debes dejar pasar de pendientes largos de piedras negras

PRECIO: No hace falta que sigas buscando: una joya a un precio en oferta
CALIDAD: Una joya bien grabada, atendiendo a el más mínimo detalle: calidad certificada
ELEGANCIA: Una inmejorable joya para llevar puesta para situaciones especiales o todos los días

Pendientes clasificados por su forma de cerrarse

Omega

Su nombre es así porque su articulación para cerrarse es bastante parecido a la letra omega del antiguo alfabeto griego.

Pendientes con cierre tipo a presión

Es llamado así debido una pieza de su mecanismo que se introduce a presión en el pendiente y lo asegura a la aurícula. Es el tipo de cierre más habitual en los pendientes.

De tuerca (también llamado de tornillo)

Es así conocido por cómo se usa: la tuerca se enrosca sobre el tornillo sosteniendo el pendiente a la oreja. Habitualmente suele quedar algo holgado gracias a que el pernio queda sin sobresalir (por esta razón suele ser el tipo más puesto para bebés recién nacidos y niñas pequeñas).

Pendientes de gancho (hippie o de anzuelo)

Este mecanismo consiste en una ganzúa que pasa por la perforación dejando al pendiente ligeramente colgando, recibiendo el nombre de de hippie, gancho o anzuelo.

Más tipologías de piercing para la oreja: más allá de pendientes largos de piedras negras

Atendiendo a la parte del oído en la que se emplacen, se reconocen varias tipologías.:

  • Piercing anti-hélix y hélix.
  • Piercings tipo caracola.
  • Piercings tragus y antitragus. Se basa en perforar el cartílago de tal manera que el pendiente sobresale de la oreja. Es muy vistoso y aconsejado para cualquier edad.